La desconcertante teoría que cambia todo lo que se sabe sobre el asesinato de Tupac Shakur

Una investigación periodística señala que el homicidio del rapero en 1996 habría sido orquestado por la CIA.

Tupac Shakur fue uno de los raperos más influyentes a nivel mundial. Además, fue considerado como el artista de su género con mayor cantidad de discos vendidos de rap en todo el mundo. La noche del 7 de septiembre de 1996, fue baleado mientras conducía su auto en el área metropolitana de Las Vegas. Murió seis días después de insuficiencia respiratoria y paro cardíaco.

A más de 20 años de su muerte, aún no hay certeza de quién lo mandó a matar y esto ha dado pie para una serie de teorías sobre su muerte. Incluso se dice que el rapero habría fingido su muerte y estaría viviendo en Cuba.

Según una investigación periodística, Tupac habría sido asesinado por la policía y detrás de la operación, habría estado nada menos que la Agencia Central de Inteligencia de Estados Unidos (CIA).

El libro “Drugs As Weapons Against Us”, escrito por John Potash, señala que las autoridades estaban preocupadas por la figura de Tupac, el que era visto como un peligroso líder político en las calles. No veían con muy buenos ojos la influencia que estaba ejerciendo en las pandillas y en la comunidad afroamericana, ya que podían pasar de ser unos simples grupos de jóvenes a convertirse en una agrupación con perspectiva política, según señala el diario británico Mirror.

Hay que recordar que la madre de Tupac, Afeni Shakur, fue miembro de los Panteras Negras en la década de los 60 y 70 y fue acusada de “conspiración contra el gobierno de los Estados Unidos y los monumentos de Nueva York”. De ahí que las autoridades se pusieran nerviosos por el sentido político y social que tenían las letras de Tupac.

“La policía lo arrestó cerca de una docena de veces bajo cargos dudosos, los cuales la mayoría fueron desestimados”, señala Potash y agrega que “en Los Angeles, el FBI podía acumular unas 4 mil páginas sobre Tupac”, señala la investigación de Potash, la cual, aunque fue publicada en 2015, ha sido reflotada por distintos medios de comunicación.

El libro asegura que incluso en Death Row Records, el sello discográfico de Tupac, había empleados que en realidad eran agentes encubiertos que le seguían los pasos al rapero.

Russell Poole, quien fuera el detective de la Policía de Los Angeles que investigó el asesinato de The Notorious B.I.G. (muerte que siempre se ha vinculado con el homicidio de Tupac), señaló que los dos asesinatos estaban “bien orquestados y bien planificados, con radios que se usaban … agentes de policía experimentados sabían exactamente qué hacer”, indica la investigación de Potash.

 

  • .

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *