“Mi camino”, la convicción que corona la ascensión artística y personal de Aerstame.

Camilo Flores Zapata es el nombre detrás de Aerstame, la voz rapera de la virtuosa banda de rap /reggae Movimiento Original. De sus actuales 31 años, casi veinte los ha dedicado a trabajar sus habilidades como emcee y productor musical de manera independiente y autogestionada. Hoy homenajea con satisfacción sus pasos y la disciplina que lo llevó a concretar un presente productivo y amplio en posibilidades, coronando el inicio de una nueva etapa personal y musical con un nuevo sencillo titulado “Mi camino”.

El año 2005, siendo un adolescente, debutó con su primera maqueta autoproducida llamada “Desde La Periferia Al Mundo”, con la que se dio a conocer en el circuito underground local distribuyéndola en las tocatas donde buscaba un espacio para mostrar las canciones creadas en su habitación de algún barrio de Pudahuel. El 2007 presentó su contestatario “Acertijos”, consolidándose como una de las primeras referencias de aquella determinante generación del rap nacional, sin embargo, al mismo tiempo, despegaba su proyecto grupal junto a Movimiento Original, involucrándose rápidamente en un ritmo de trabajo exigente y comprometido que cimentó las bases para hoy en día ser una de las agrupaciones más exitosas y prolíferas de la escena musical chilena y latinoamericana. Por consecuencia, su proyección individual desaceleró su ritmo para concentrarse en el trabajo colectivo, aunque nunca detuvo sus inquietudes personales, editando los álbumes Aéreo 27” en el 2009 y “Contraforma” en el 2013.

«La base de todo en mi carrera es el rap. Si bien con los años fui estudiando más música, aprendí a cantar o hacer melodías, el origen de todo es el rap. Rapeo desde el año 2001 y al rap es a lo único que le debo algo, porque me abrió el mundo. Gracias al rap hoy tengo un espectro musical más amplio, y en mi colección de vinilos el rap ocupa el mismo espacio que los álbumes de artistas como Hector Lavoe, The Beatles o Billie Holiday. La identidad propia hoy está influenciada de muchas formas y estilos, por eso la música que hago hoy no podría encasillarse.»

Una de las principales cualidades en la discografía de Aerstame es que ninguno de sus álbumes se caracteriza por ser la continuación del anterior. Cada uno obedece a momentos y procesos muy propios, por lo que cada etapa es una evidencia de su evolución personal. Siendo así, su silencio en los últimos seis años no deja de ser reflejo de sus actuales búsquedas y aprendizajes.

«Es mis letras busco la sinceridad, ante todo. Ya no me sale el hardcore que a lo mejor tenía antes en discos como “Acertijos” o “Aéreo 27”, ahora todo es más sincero. Si escribo una rima y siento que no me representa, la borro y escribo otra que realmente me represente, con la madurez que he ido adquiriendo con el tiempo. Y no sólo en la letra, también en la música, buscar el sonido más orgánico y fiel a lo que quiero transmitir. Antes que el talento, el flow, la métrica o las melodías, creo que tiene que estar la sinceridad, y eso quizás haga que el público de Movimiento Original se sienta tan identificado con la música que hacemos, porque es real, no se está mintiendo para querer expresar una determinada temática.»

Sin embargo, entendiendo los criterios que sostienen los principios creativos de Aerstame, una de las primeras interrogantes que surgen frente a su reaparición como solista es precisamente saber qué le gatilló la necesidad de retomar su carrera.

«La música también es mi terapia, y hacerla es una necesidad. Por ejemplo, en todo este estallido social, en vez de hundirme y psicosearme con lo que está pasando, me encierro en mi estudio y hago música, escribo sobre lo que veo y también cómo me siento. Si bien ya logré que esto sea mi trabajo y mi sustento, antes que eso es mi terapia. Gracias a esto he podido también reconectarme con mis creaciones y concentrarme en registrarlas. Tengo varios singles avanzados y probablemente todo este proceso prospere en un nuevo álbum, pero eso aún no he querido definirlo. Por ahora, sólo me interesa sacar lo que he ido aprendiendo y “Mi camino” habla de ese recorrido. Mi suegro tiene una casa en El Tabo y yo viajaba solo hasta allá para encerrarme a crear. Ahí la terminé de escribir y grabar. Parto repasando parte de mi infancia y crianza, explicando también un poco mi personalidad: “Mitad humano-mandril, del 19 de abril, crecí alejao’ de lo febril, criado como un niño gentil”; y así hasta comprender mi rol en el presente como artista. Por ejemplo, hay una rima que dice “¿Que para vender les debo música cachonda?”, y con eso hablo de que me puedo ajustar a la realidad actual de la industria de la música, pero no por eso debo obligarme a hacer algo que no soy. Si quiero hacer un tema de amor, lo abordaré desde otra perspectiva, con respeto, romance y poesía. Y como artista tampoco busco encuadrarme en algo, sino hacer algo distinto a lo que ya existe: “No tengo un género, pues mi género es Mov Original”.»

“Mi camino” es una retrospección en edad y etapa madura a su historia personal, el cual hace honor al proceso mismo del tránsito como fuente de aprendizaje y constante preparación en el crecimiento del ser, hablando como músico, padre, hijo, amante, o simplemente como Camilo, una persona que, pese a que se mantiene de manera constante cultivándose mental, espiritual y físicamente, sigue reconociéndose como un aprendiz en este recorrido llamado vida, sin saber dónde se vaya a llegar.

«Vuelve Aerstame, pero con más camino recorrido, con más historias para contar, madurez y crecimiento en todo aspecto, tanto como persona y como artista. Desencasillado de algo que me pueda definir, porque Aerstame no es ni rap espiritual ni rap social: “No soy de aquí ni soy de allá, como Facundo Cabral (…) A veces de Gokú, otras veces como un Grinch, me entretengo en Fruity Loops como en la Nintendo Switch”. No soy un tipo tan serio ni un maestro zen, como algunas personas piensan. Soy una persona normal, hoy con más camino recorrido, con más libros leídos. La lectura me ha ayudado mucho a escribir mejor, y eso trato de reflejarlo en mis canciones para quienes me escuchen se motiven a leer también. Siempre recomiendo leer algo de Eckhart Tolle, por ejemplo. Llevo años estudiando el Tao Te Ching, un libro con 83 capítulos que he leído varias veces, pero de repente lo lees un día y te golpea corrigiéndote de algo que inconscientemente estabas haciendo mal. Nunca terminas de aprender.»

El single se desarrolla sobre una instrumental de Macrodee y la co-producción musical de Geoenezetao junto al mismísimo Aerstame, además de los acompañamientos de sus compañeros Dj Acres y Stailok de Movimiento Original. El resultado es una pieza de Hip Hop clásico propia de los primeros años del autor, pero que conjuga distintos elementos sonoros que otorgan atractivas capas, la que logran darle esa universalidad al sonido para desencasillarlo de un público específico, y en donde destaca, sobre todo, las tonalidades y juegos de voz del rapero. El ingeniero encargado de la mezcla y masterización para alcanzar el objetivo es Rolando Fernández.

«A Macrodee lo admiro hace muchos años, pero por cosas de la vida nunca habíamos coincidido en trabajar algo, hasta que Jonas Sanche nos invitó a su disco “27” para hacer la canción “Vuelve a ti”. Ahí quedamos mejor conectados. Un día vi que subió el beat de “Mi camino” a sus historias de Instagram y le hablé inmediatamente. Por otro lado, Geoenezetao es mi maestro en la producción musical, todo lo que sé de Fruity Loops lo aprendí de él. Me ha enseñado mucho y seguimos trabajando juntos. Él está ahí, en las perillas, y yo dándole mis puntos de vista y dirigiendo también. Entonces, mezclar a Macrodee con Geoenezetao, es como mezclar a Pelé con Maradona, y tienes un resultado así. Macrodee te presenta una pista con un espíritu y una identidad lista, pero Geonezetao la toma y le da distintos momentos, le hace un bajo que te resuena en el pecho, le refuerza baterías, le da estructura. Podría estar listo con el loop original de Macrodee, pero, como soy ambicioso, llamo a Geoenezetao y lo llevamos más allá.»

El estreno del sencillo se acompaña de un minucioso vídeo clip realizado y dirigido por Herman Castro Jopia, brindando el profesionalismo e impacto con el que el autor buscaba inmortalizar su regreso. La misión de planear una agenda para las creaciones en solitario, sin descuidar la calidad y el nivel que caracteriza a un proyecto como Movimiento Original, es una tarea que, sin dudas, Camilo no podría llevar solo, y es aquí donde su compañera espiritual, Reissel Briones, le respalda también en la producción artística y ejecutiva para completar el equipo creativo capaz de atender todos los detalles, sin privarle la naturaleza personal desde donde emerge su inspiración.

«Cuando quise hacer el vídeo, le dije inmediatamente a Herman, que es el mismo que hizo el vídeo clip de “LatinoAmericans”. Él tiene la capacidad de hacer un vídeo que te den ganas de verlo de nuevo, por las cosas entretenidas que van pasando visualmente. Que la canción sea buena, es una base, pero cuando el vídeo es bueno también, te maravillas con todos los detalles que le puede brindar. Eso fortalece la canción. El vídeo lo grabamos en tres días, pero Herman estuvo cuatro meses haciendo los efectos. Si quiero reaparecer con algo nuevo, entiendo que debo ser paciente todo lo que sea necesario, porque la gente no está esperando nada de mí en este momento, no tengo nada que perder si me demoro en aparecer, sólo yo sé lo que estoy creando, pero, sobre todo, sé lo que quiero entregar.»

“Mi camino” de Aerstame se encuentra disponible en todas las plataformas digitales y su lanzamiento se confirma como el primero de una serie de singles y vídeo clips que liberará el autor durante el primer semestre del año 2020, donde seguirá compartiendo y mutando sus reflexiones y vivencias con artistas de diversos géneros musicales, nacionales e internacionales.

  • .

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *